EL HUEVO O LA GALLINA: ENTRE EL ÉXITO Y LA FELICIDAD

EL HUEVO O LA GALLINA: ENTRE EL ÉXITO Y LA FELICIDAD

COMENZÓ COMO UN CHISTE 

Cada vez que escuchaba que dos amigos o compañeros se enfrascaban en una discusión profunda en donde claramente ninguno cederí­a ante la postura del otro, me gustaba interrumpir diciendo enfáticamente: "es como el huevo y la gallina", haciendo referencia a esa conocida falacia popular que no tiene solución definitiva. Casi siempre lograba que cambiaran su tema y dieran por concluida la discusión. Así­ lograba mi cometido de no escuchar debates eternos.

Pasaron los años y estoy casi seguro que entre mis aires de snob universitario alguna vez cambie al huevo y la gallina por el "pienso, luego existo" de Descartes, que hací­a que sonara yo más intelectual. Al final, tení­a el mismo efecto. Las polémicas normalmente terminaban ahí­.

MISMAS DISCUSIONES, DIFERENTES TEMAS

Me acordé de estas historias porque hace poco me enfrenté a una controversia que parecí­a tener los mismos elementos de aquellas discusiones sin fin. 

Participando como público en una conferencia de liderazgo hace algunos meses, escuché a uno de los expositores impulsar la idea de que uno debe asumir la actitud de trabajar duro para conseguir el éxito a toda costa y que eso, al final, es lo que lleva a la felicidad.

SÉ EXITOSO Y ESO TE HARÁ FELIZ... DECíAN

No estoy peleado con la idea de que uno debe esforzarse y perseguir sus ideales, pero poner la palabra felicidad hasta el final de la ecuación fue algo que me hizo ruido. ¿Cuánto tendrí­a entonces que esperar para ser feliz? 

ME QUEDÉ DÁNDOLE VUELTAS AL ASUNTO 

Buscando entre mis libros, me acordé de uno que habí­a comprado ya hace algunos años y que no habí­a podido leer entonces. Con una portada pintada de un rojo muy alzado, The Happiness Advantage (La Ventaja de la Felicidad) se habí­a escondido hasta entonces en el fondo de una caja sin desempacar de la última mudanza. Lo rescaté y encontré en él un montón de ideas que me hicieron mucho sentido. 

En este libro, el autor, Shawn Achor, plantea una perspectiva de la felicidad que me hizo sonreir y con la que me sentí­ identificado. Achor presenta a la felicidad como un camino en vez de entenderla como un fin.

Con argumento en la Psicologí­a Positiva, sugiere que a través de un cambio en la actitud de las personas, abriendo sus sentidos a las cosas positivas que hay en su entorno, éstas logran experimentar emociones positivas que les hace sentirse mejor, tener una mentalidad más enfocada, con mayor motivación y este estado mental les ayuda a llegar más fácilmente a obtener el éxito que se hayan propuesto.

Por lo tanto, la felicidad no viene del éxito. De hecho, más bien la situación funciona exactamente al revés: el éxito depende de tu felicidad.

HACER QUE CADA DíA SEA EXTRAORDINARIO

Encontrar la felicidad no requiere de hacer grandes cambios en la vida. Todo lo que hay que hacer es ajustar la perspectiva y encontrar las cosas positivas que ya están ahí­.

La vida diaria nos ofrece un montón de opciones. En nosotros está el elegir cuáles queremos hacer parte de nuestra historia y en cuáles vamos a poner nuestra atención y nuestras emociones. 

Habrá quien siga pensando en el éxito como un fin último. Yo, honestamente, elijo ser feliz, y el lograr esa felicidad es para mí­ la mejor definición de ‘éxito’™.

Así­ pues, me quedo con el huevo y con la gallina.

  

#HoyAgradezco que tengamos en nuestros ojos la posibilidad de elegir de qué manera queremos observar y disfrutar de nuestras vidas.


Para ver el video de una canción que escribí­ con relación a este artí­culo da click aquí­ (se llama EXTRAORDINARIO y está a todo dar), y suscrí­bete al canal de YouTube para ver más novedades. 

Compárteme tu experiencia en el apartado de comentarios, o enví­ame un correo  a contacto@yoguigarza.com 

¿Quieres recibir más buenas ideas? Suscrí­bete al boletí­n.

  

Yogui Garza

Conferencista y Comunicador Entusiasta de Las Buenas Ideas

 

 

 

CONOCE AL AUTOR

Yogui Garza (@yoguigarza) es un entusiasta comunicador regiomontano que recorre escenarios y rincones contando y cantando las anécdotas que le hinchan el corazón.

follow me

Suscríbete aquí para recibir gratis el BOLETÍN DE LAS BUENAS IDEAS con reflexiones, videos y canciones inspiradoras.