CÓMO AMAR LO QUE HACES

CÓMO AMAR LO QUE HACES

Querí­a desesperadamente hacer algo que de verdad amara. Me dijeron que seguir mi pasión para lograrlo no era una buena decisión y batallé mucho para entender por qué. Durante muchos años, -muchos son más de diez-, habí­a aconsejado a amigos, familiares y alumnos inquietos que si querí­an ser exitosos y felices, debí­an identificar su pasión existente y perseguirla a toda costa. Todaví­a hace algunos meses, yo impartí­a semanalmente un taller cuyo fundamento era ayudar a los emprendedores a descubrir su pasión y apoyarles para hacer de ésta el centro de sus proyectos y negocios. ‘Sigue tu pasión’™ resultaba ser un consejo incompleto. 

NO ERA SUFICIENTE

Algo no me terminaba de hacer sentido. Entendí­a la parte de que haciendo las cosas que uno ama, uno se siente pleno y feliz, pero habí­a algo más: para que esa plenitud fuera duradera, ese hacer lo que me gusta debí­a dejar de ser solo un elemento placentero y momentaneo, para convertirse en una carrera de vida. Resulta que la pasión por sí­ misma no alcanza.

MIS HÉROES NO SIGUIERON SU PASIÓN

Leyendo hace unos dí­as el libro "Tan Bueno Que No Puedan Ignorarte (So Good They Can’™t Ignore You)" de Cal Newport, fui encontrando algunas respuestas a mi inquietudes. Con sorpresa descubrí­ que algunos de los lí­deres que considero modelos de vidas exitosas no necesariamente se dedicaron a lo que les apasionaba. Al menos, no en principio. Steve Jobs, por ejemplo, tení­a aficiones muy diferentes a la informática y el entretenimiento, que ahora le reconocemos. Si él hubiera seguido su pasión, según comparte Cal Newport en base a sus investigaciones, probablemente hubiera hecho su carrera como maestro de algún centro de sabidurí­a Zen en California.

LA PASIÓN SE CONSTRUYE

Fue su habilidad desarrollada para construir equipos de cómputo únicos y accesibles, junto con su amigo Steve Wozniak, lo que les brindó la oportunidad de negocio que, al paso de los años y gracias a su gran visión, los convirtió en magnates revolucionarios del mundo tecnológico. Gracias a su experiencia en la fabricación de estos equipos  y su conocimiento de las necesidades del mercado fue que Steve Jobs descubrió y construyó su pasión por elaborar herramientas que mejoraran el mundo en que viví­a.

La pasión se descubre haciendo, se construye haciendo y se hace grande haciendo.

LOS 4 CONSEJOS PARA AMAR LO QUE HACES

Habiendo brincado de concepto a concepto, terminé por definir mi fórmula para amar lo que haces, que te comparto en los siguientes cuatro consejos:

1. No confundas pasión con afición

La pasión es un concepto muy poderoso entendido de la manera correcta. No todo lo que nos gusta o a lo que somos aficionados es en realidad una pasión, y es importante tener esta claridad en el momento de decidir seguir una carrera de vida a partir de ellas. Las verdaderas pasiones se construyen con horas y horas de estudio, práctica y ejecución. Perseguir una carrera a partir de una afición sin la preparación correcta nos va a llevar frecuentemente a la frustración.

2. Desarrolla tus habilidades

Dentro de tu área de interés, enfócate en encontrar y desarrollar habilidades únicas y valiosas que te permitan sobresalir del resto de la gente. En vez de preocuparte en ver qué quisieras que el mundo, o tu trabajo, o tu jefe hicieran por tí­, concéntrate en ver qué le puedes aportar tú a tu mundo y vuélvete un experto en ello. Cada hora, libro, taller o práctica que le dediques a mejorar tus habilidades, te generará más y mejores oportunidades de construir la carrera que quieres y de poder amarla. Entre mejor sepas hacer tu oficio o profesión, más lo disfrutarás y más fácil se perfilará a volverse relevante y exitoso.

3. Mantén el control

Como lo platicaba hace algunos dí­as en mi video "Encontrando tu propósito de vida’, es muy importante que aquello que decidas hacer sea algo por lo que los demás estarí­an dispuestos a pagar. Es decir, algo por lo que puedas cobrar y generarte ingresos. Un error muy frecuente en quienes queremos una profesión que amemos, es que con tal de llevarla a cabo pasamos por alto la posibilidad de hacerla sustentable y terminamos después cambiando de giro y oficio, por no poder pagar los recibos y las deudas. ¡No caigas en la trampa!

4. Dale un propósito

Ahora bien, es importante puntualizar que hacer dinero no es una misión, es solo un medio. Es vital que tengamos claro el sentido que tiene hacer lo que vamos a hacer. El ingrediente más importante para amar lo que uno hace es tener la claridad de que eso que hacemos está ayudando a alguien más y está construyendo un mundo mejor. Puede sonar cursi, pero es una gran verdad. Saber que trascendemos a través de lo que hacemos debe ser la satisfacción más grande que cualquiera pueda tener.

Hace tiempo que mis aficiones por cantar, escribir y comunicar ya se ganaron la categorí­a de pasiones en mi vida y, ciertamente, han sido fruto de muchos años de estudio y práctica. No puedo evitar sonreir cada vez que confieso que he logrado encontrar un oficio que amo profundamente.

LO PROMETO

Prometo no volver a aconsejar a nadie que siga su pasión para ser feliz. En lugar de ello, le sugeriré que se vuelva un maestro en lo que hace. Le voy a guardar la sorpresa de lo bien que se siente que sea tu pasión quien te siga a tí­ una vez que logras ser tan bueno en lo que haces, que todos lo notan.

#HoyAgradezco que siempre exista algo nuevo qué aprender y esa bendita posibilidad que tenemos de construir el amor a lo que hacemos con esfuerzo y dedicación.

 

¿Tú puedes decir que amas lo que haces? ¿qué pasiones de verdad encuentras en tu vida?

Compárteme tu experiencia en el apartado de comentarios, o enví­ame tus comentarios a contacto@yoguigarza.com

 

Yogui Garza

Conferencista y Comunicador Entusiasta de Las Buenas Ideas 


OTRAS PUBLICACIONES RELACIONADAS CON EL TEMA

- MENOS DECIR Y MÁS HACER

- APRENDIENDO A AMAR EL PROCESO

- A ESTO ES A LO QUE YO LE LLAMO SUERTE

CONOCE AL AUTOR

Yogui Garza (@yoguigarza) es un entusiasta comunicador regiomontano que recorre escenarios y rincones contando y cantando las anécdotas que le hinchan el corazón.

follow me

Suscríbete aquí para recibir gratis el BOLETÍN DE LAS BUENAS IDEAS con reflexiones, videos y canciones inspiradoras.